Seguidores

lunes, 16 de marzo de 2020

Caja para cinturones

Buenas tardes a todos, cómo vais?

Son duros los momentos por los que estamos pasando y es por ello que hay que hacer cosas que nos gusten y nos ayuden a sobrellevarlo. Entre esas cosas que me gustan está alimentar mi querido blog, así que en un rato que tengo, pues aquí estoy.

Como indica el título de la entrada, el trabajo que hoy os enseño es una caja para los cinturones que le regalé a Toño (mi marido) el pasado día 3 que fue su cumpleaños.


La caja la podríamos denominar caja boomerang, jajajaja y os explico por qué. El día 2 de enero celebramos el aniversario de novios y Toño me regaló este maletín de pintura.


El maletín era una pasada con sus compartimentos y todo, y acordándome de cómo tenía Toño sus cinturones en el armario, decidí devolverle el regalo.

No hice todas las fotos del paso a paso, me pongo a trabajar, me vienen las ideas y no pienso en nada más que en ejecutar, así que la mitad de las fotos del proceso se me olvidan.

Os voy contando. Lo primero quitar todas las bisagras y el cierre para trabajar  limpiamente. Una capa de imprimación, aunque trabaje con pintura a la tiza, me gusta usarla.

En la parte de arriba hice un decoupage con una lámina que sabía que a Toño le iba a gustar, porque le encantan las motos Vespa y porque el verde es su color favorito.

Después de pegar la lámina, la integré con pinturas hasta llegar al borde.

En las esquinas de abajo con pasta de relieve y una plantilla de ladrillos, le hice un stencil, os gusta?



Los ladrillos los envejecí con betún de Judea.


La parte de abajo la pinté con pintura verde del mismo color que la moto, fue una suerte poder lograr el mismo color. 


Por dentro, forré las dos partes con otro papel muy acorde con el tema.


El frontal de la caja lo decoré con la palabra cinturones, para que le quedará claro la finalidad, jajajaja.


Y los laterales con un stencil muy bonito y sencillo.


A Toño le gustó mucho, o por lo menos eso dijo y ya la está usando, así que no se puede pedir más. Espero que también os guste a vosotros.

Muchas gracias por vuestros comentarios, son siempre muy cariñosos y amables y en estos días se agradecen enormemente.

Por favor, cuidaros muchísimo, y de ésta vamos a salir!!!!!

Millones y millones de besos.
Chus




lunes, 24 de febrero de 2020

Con botes de Nescafé!

Buenos días, qué tal vais?
 
Aprovechando que tengo un huequito os vengo a enseñar un reciclado que hice recientemente. Ya sabéis mi tendencia a ir acumulando cosas o cogerlas incluso de sitios que no deba, jajajaja. Pues si añadimos a eso que mi marido y mis amigas me ayudan en esa tarea, os podéis imaginar cómo tengo la casa de cosas para tunear..
 
En esta ocasión fue mi amiga Sofi la que apareció en casa con dos botes de Nescafé, se las dio su madre para "esa amiga tuya que tunea todo" jajaja.
 
Ganas tenía yo de meterles mano y hacer botes de almacenaje para la cocina, así que me puse manos a la obra y ésto quedó.
 

No hice el paso a paso, pero que como veis no es nada complicado. Imprimación tanto al cristal como a las tapas, sólo se quedó sin imprimación la zona de la ventana que les quise hacer para que se vea el contenido sin necesidad de abrir la tapa.

 
Pinté los frascos con pintura a la tiza blanca y realicé el decoupage con esta servilleta que ya he utilizado en algunos de los trabajos de mi cocina como la tabla de lavar convertida en platero y el archivador de recetas, recordáis?


Además del decoupage, realicé un salpicado con el azul con el que había pintado la tapa, la cual adorné con un estarcido de unas florecitas parecidas a las que lleva la servilleta y un salpicado ahora en blanco, qué os parece?



Tengo que seguir localizando botes para tener todo el conjunto, ya le he dicho a mis familiares y amigos que usan café soluble que en vez de una cucharada se echen dos, jajajaja, así los terminan antes.
 
Espero que os haya gustado el trabajo de reciclado, que tengáis una buena semana y seáis muy muy felices. Gracias por vuestros cariñosos comentarios.
 
Millones de besos, Chus
 
 


 
 


viernes, 7 de febrero de 2020

Tapa de cuadro eléctrico




Buenas noches amig@s, qué tal?

Aquí estoy de nuevo en mi intención de publicar con cierta asiduidad. Hoy os vengo a enseñar el cambio que le di a la tapa del cuadro eléctrico de casa.

Era una tapa blanca lisa y sosa que me llamaba a gritos cada vez que entraba por la puerta.  No hice foto del antes, pero cogí una de la red para que os hagáis una idea.

Lo primero que hice fue darle una capa de imprimación para que se adhiriera  todo mejor porque era una superficie muy pulida.

Lo siguiente fue hacer el decoupage.  Necesitaba un fondo grande, pero no tenía papel de arroz o decoupage que me gustara, así que imprimí en A3 el dibujo elegido en papel folio normal. 

Para quitarle grosor al papel y que fuera más fácil su manejo usé un truco que me enseñó mi gran amiga Lola del blog El Refugio de Lirtea. El truco consistía en pegar por el revés del dibujo cinta de embalar y quitarla, de esa manera se quedaba pegado papel en la cinta y el grosor se reducía, genial verdad?


Aquí el papel pegado.

Como adorno tenía claro que quería pegar unas letras de madera ya pintadas de blanco. Con una lija les saqué en los cantos el color original de la letra para conseguir el efecto gastado.






Para darle un toque original a las letras usé parcialmente una plantilla en todas ellas, teñí un poco de pasta con pintura acrílica y realicé un stencil en relieve. 

Una vez terminadas las letras las pegué con pegatinas de doble cara quedando así.



Un cambio fácil, rápido y vistoso verdad? Os dejo la foto de cómo preside ya la nueva tapa en la entrada de mi casa.


Espero que os haya gustado, ya me lo decís en los comentarios, vale?

Millones de gracias y de besos, feliz fin de semana! 
Chus

jueves, 23 de enero de 2020

Artesa restaurada



 
Buenas tardes, qué tal va todo?

No sé si sabréis de alguna vez que lo he comentado, que mis padres tienen una casa en una aldea de Lugo, una casa preciosa muy antigua que viene de la familia de mi madre.
 
En esa preciosa casa hay un montón de cosas que tunear, restaurar y demás, pero no siempre dispongo de tiempo y ganas cuando estoy allí en períodos vacacionales.
 
Este pasado agosto mi padre me pidió que le ayudara con una artesa divina que usaban mis abuelos para preparar el pan. Mientras estaba en la playa le dije que la fuera limpiando y lijando de tal manera que cuando llegara tuviera menos trabajo en ella.
 
Es verdad que la limpió a conciencia el pobre y le pasó la lija dejándola ya casi casi perfecta. La foto no es muy buena pero se aprecia bastante.
 
 
 
Empezaba entonces mi turno. Ya sabéis que yo soy más de redecoración (tuneo) que de restauración, pero me daba mucha pena tapar esa madera con esas preciosas vetas y la antigüedad que ello conlleva. Así que hablé con mi querida amiga Gely (experta restauradora) y tras sus sabios consejos me decliné por darle una última capa de lijado fino y barniz.
 

Manos a la obra! Usé el barniz Procobar A0 de Procolor que me recomendó Gely, y estoy muy contenta con el resultado la verdad. Mirad cómo con la primera capa ya se notaba la diferencia.

 
Le día hasta tres capas de barniz dejando secar de un día para otro, y así quedó.

 
La propia madera de la artesa era de dos colores, me encantan las dos, la clara y la oscura, qué os parece a vosotr@s?

 
Como os dije antes, estoy muy contenta con el resultado y mis padres muy orgullos de lucirla en la entrada a la casa, que como veis en las fotos, tiene una piedra rústica estupenda.

 
La comparación del antes/después no podía faltar!

 
Y con este trabajo de restauración me despido hasta la próxima entrada, aunque nos veremos por vuestros blogs porque me he propuesto volver a retomar la actividad blogueril que tanto me aporta.
 
Millones de besos y feliz semana!
 




 

miércoles, 8 de enero de 2020

Cuadro perchero!

Buenas noches a todos/as!!!

Feliz Año 2.020 para todas las personas que se asoman a este "mi sitio".

Este año me hice el propósito de mantener vivo mi blog, se lo merece, ya que gracias a él he conocido a gente maravillosa y he aprendido mucho de artesanos/as que me han enseñado y ayudado en este mundo que tanto me gusta.

Y quiero empezar con trabajos que hice el año pasado y que no han tenido oportunidad de ser publicados. Es el caso de este precioso perchero que hice en un curso en la tienda Pan de Plata en Lugo estando de vacaciones en Semana Santa.


En esta ocasión y para respetar su trabajo, no puedo contaros el paso a paso, aunque la mayoría de vosotros/as sabréis las técnicas usadas porque muchas son las que habitualmente utilizamos en nuestros trabajos.

Contaros que aunque allí me tutelaron todo el trabajo (y lo hicieron genial), cambié los colores y el aire del trabajo, me incliné hacia mis queridos azules y el romántico en vez del diseño industrial que era el ejemplo con el que se realizaba el monográfico.


Os pongo fotos de cerca para que podáis ver los detalles mejor. 


En esta foto se aprecia el efecto óxido que le imprime al trabajo un aire antiguo.



Unas flores de foamiran en la cesta y en la parte de atrás..


Y un estarcido en dos colores, hacen el trabajo completo, verdad?

Pues con esto termino, y un consejo me permito, siempre que se pueda asistir a un curso hay que hacerlo, nunca se deja de aprender, y es tan gratificante!!!!!


Millones de besos azules, muchísimas gracias por vuestros comentarios.
Chus


miércoles, 11 de diciembre de 2019

Servilletero navideño!

Buenos días, qué tal?

 
Sí, ya sé que desde octubre no publico y no tengo perdón, pero tengo siempre demasiadas cosas pendientes. Voy a proponerme para el año 2.020 publicar al menos una vez al mes.
 
 
En esta ocasión os traigo un trabajo de cambio de imagen, os cuento. Las personas que siguen habitualmente mi blog con mis trabajos conocéis por oídas el nombre de mis amigas, verdad? A mi círculo cercano se ha incorporado Sofía, que empezó siendo la mamá de una amiga de mi hija y ahora ya la considero una persona muy importante en mi vida.
 
Sofía alucina y se ríe cuando empiezo a divagar acerca de transformar alguna cosa que me encuentro, que me dan o que simplemente compro feo para poner bonito.
 
Un día Sofía me propuso cambiarle la cara a un servilletero navideño que le había regalado su madre. La verdad es que muy bonito no era, así que se convirtió en un reto para mí, pasar del patito feo al cisne que creo que he conseguido, a ver qué pensáis vosotras.
 


 
 
Os cuento brevemente cómo lo transformé, lo primero claro, es enseñaros cómo era:
 



 
 
Tenía una forma preciosa pero la decoración no era la más apropiada. Así que sudando de lo lindo con la lija, conseguí quitarle los restos de servilleta que tenía. Le apliqué un par de capas de imprimación y otras dos de pintura a la tiza gris clarito.
 

 
Usé esta servilleta preciosa que me regaló una amiga y que creo que le venía al pelo. Para combinar el servilletero con la servilleta el borde se lo puse en dorado, el mismo dorado que utilicé para estarcir esta plantilla en el fondo.
 

Qué os parece el resultado?



Y como no soy de entregar los trabajos así sin más, compré unas servilletas navideñas que le iban muy bien y se lo rellené.



Y un papel celofán con una cinta también a juego, et voilá!!!!

 
 
Sofía me dijo que le gustó mucho y con ello yo ya me encuentro más que satisfecha, lo que me encantaría es que lo disfrutara muchos años y yo cerquita.
 
Y de una amiga a otra, porque ahora me toca hablar de Lola del blog El Refugio de Lirtea a la que todos conocéis de sobra. Ella es la persona que este mes preside el Reto Mensual Blogueras: "Decorar la mesa en Navidad" y es con este trabajo navideño con el que participo.
 
En este enlace, podréis ver el resto de trabajos que acompañan a Lola, seguro que todos maravillosos, no os lo podéis perder!
 
 
Y me despido de vosotros/as deseando que en estas Fiestas tengáis lo mejor y que el Año 2.020 sea maravilloso para todos/as.
 
 
Millones de besos, Chus


 
 





 
 
 

jueves, 17 de octubre de 2019

De vuelta con mercadillo!

Buenos días a tod@s,
 
Qué tal todo? Siento el retraso en aparecer, pero en verano desconectamos más de la cuenta y claro, luego pasa factura a la hora de arrancar.
 
El comienzo de curso blogueril 2019-2020, lo quiero comenzar con una entrada especial y os cuento por qué, se trata de un acontecimiento peculiar en mi vida porque nunca lo había hecho, aunque sí que lo había pensado, y por la gente maravillosa de la que estaba rodeada.
 
A principios de año mi amiga Lola, a la que todos conocéis por su maravilloso blog El Refugio de Lirtea, me habló de montar un puesto juntas en un pueblecito de Segovia en el que hacían un feria de muestras coincidiendo con una carrera de caballos que allí se organizaba. "Aunque sea para vender esos trabajos que tenemos de más en casa, Chus" me decía Lola.
 
Sólo por pasar con ella ese día y por la experiencia de vender los trabajos que hice, me animé, así que a partir de entonces empezó nuestra aventura. No sólo ha sido ese día en cuestión sino los muchos días con llamadas, fotos, trabajos que hemos estado compartiendo Lola y yo. Teníamos que hacer más trabajos para vender y decorar un puesto, elegir cómo empaquetar, cómo poner los precios, vamos....un montón de trabajo por delante.
 
Ésta foto es el resultado de todos los días de trabajo, un puesto precioso verdad? Los trabajos en su mayoría vintage que es el estilo que nos gusta y nos une a Lola y a mí.
 

 
 
El día nos acompañó de pleno porque lució un maravilloso sol que no deslució la carrera, feria ni puestos.


 
 
En las fotos podéis comprobar lo contentas y felices que estábamos las dos, sin duda, mereció la pena el trabajo, el madrugón, el desplazamiento...
 
 
El que yo fuera tan guapa y elegante vestida, se lo tengo que agraceder a mi madrina Marina, quien me ayudó a llevar a cabo la idea del chaleco con corbatas que tanto gustó. Gracias por tu tiempo, sin ti no habría podido terminarlo!!!
 
También le tengo que agradecer a mi familia y amigos que se desplazaran hasta allí para acompañarme y darme ánimos durante el día. Aprovechamos para juntarnos y tener unos ratos maravillosos de risas.

Ese día era también especial porque mi amiga Victoria de Quekukadas.com estaba en el puesto de al lado compartiendo con nosotras ese día, fue una maravilla volver a juntarnos después de tanto tiempo!!

En una entrada más adelante os enseñaré con detalle los trabajos que estuve haciendo durante el verano, ahora no quería empañar lo importante que era la experiencia vivida.

Una entrada distinta para un acontecimiento distinto, muchas gracias por leerla y por los comentarios que seguro me dejáis.

Millones de besos,
Chus